julio 21, 2024

Un token de seguridad o de valor es una forma digital de valores tradicionales, que incluye acciones, deuda o un híbrido de ambos. Los ejemplos de valores tradicionales incluyen acciones, bonos, etc. Estos valores pueden tokenizarse para convertirse en tokens de valores, lo que les permite negociarse digitalmente.

Los tokens de valores son activos financieros que reflejan las características de los valores tradicionales. Por ejemplo, durante una Oferta Inicial de Monedas (ICO), una empresa podría emitir acciones tokenizadas que otorgan derechos de propiedad y dividendos a los titulares. Legalmente, estas acciones tokenizadas son equivalentes a las acciones distribuidas tradicionalmente.

Las personas que poseen tokens de valores pueden beneficiarse del rendimiento del token y también pueden recibir dividendos en forma de tokens adicionales. También podrán disfrutar de otras ventajas, como el derecho a voto. De esta forma, los titulares de tokens de valores pueden disfrutar de beneficios similares a los que brindan las acciones y otros valores.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento regulatorio de los tokens de seguridad puede variar en diferentes jurisdicciones.