mayo 28, 2024

Las diferentes partes de una cadena de bloques se pueden clasificar en distintas capas, y cada capa involucra a varias partes interesadas.

En la capa de protocolo, tenemos a desarrolladores, investigadores y académicos. Los desarrolladores tienen el desafío de diseñar y mejorar los protocolos de blockchain, diseñar la arquitectura de los sistemas y poseer experiencia en estructuras de datos y criptografía. Los investigadores tienen el importante rol de educar a otros sobre el impacto de la tecnología blockchain, y explorar su amplia gama de aplicaciones en los negocios y en la sociedad.

En la capa de red se involucran partes interesadas como mineros, organismos industriales y comerciantes. Los mineros contribuyen a las cadenas de bloques públicas. Veamos como ejemplo Bitcoin: Los mineros realizan el consenso entre los nodos que resuelven el nonce para un nuevo bloque, es decir que agregan transacciones a la red resolviendo problemas matemáticos complejos que requieren una potencia informática y electricidad considerable, a cambio de una recompensa. Los organismos de la industria actúan como intermediarios entre investigadores, entidades privadas e instituciones públicas, respaldando la tecnología blockchain y estableciendo estándares. Los comerciantes son entidades que dependen de las criptomonedas en lugar de la moneda fiduciaria tradicional, lo que permite que otros accedan a los protocolos de blockchain a través de tokens de criptomonedas.

La capa de aplicación abarca empresarios, usuarios finales, corporaciones y capitalistas de riesgo o inversores. Los emprendedores desarrollan aplicaciones, productos o servicios que hacen uso de protocolos y redes de cadena de bloques. Si bien la rentabilidad es un objetivo común, también están aquellos interesados con un enfoque antisistema con desconfianza en los sistemas tradicionales. Los usuarios finales son personas que utilizan aplicaciones, productos o servicios de blockchain, y sus preferencias influyen en gran medida en la toma de decisiones de otras partes interesadas. Las corporaciones tienen como objetivo resolver problemas comerciales y desarrollar nuevas estrategias utilizando la tecnología blockchain, reconociendo su valor en áreas como la confianza, la transparencia, la seguridad de los datos, la sostenibilidad y el abastecimiento ético. Los capitalistas de riesgo o los inversores proporcionan capital para establecer la infraestructura de la cadena de bloques, tienen oportunidades de invertir en protocolos de cadena de bloques directamente, o de apoyar a empresas que brindan servicios e infraestructura esenciales para el ecosistema de cadena de bloques.

En resumen, blockchain involucra una amplia gama de partes interesadas en diferentes capas, incluidos desarrolladores, investigadores, mineros, validadores, comerciantes, empresarios, usuarios finales, corporaciones y capitalistas de riesgo o inversores. Cada parte interesada desempeña un papel único en el desarrollo, la adopción y la utilización de la tecnología blockchain.

Fuente: Traducido y adaptado desde https://medium.com/qanplatform