mayo 28, 2024

Una cadena de bloques privada es aquella en que se necesita autorización para acceder a su contenido, es un tipo de cadena de bloques que opera dentro de una red cerrada controlada por una sola entidad o un grupo cerrado. A diferencia de las cadenas de bloques públicas que están abiertas a cualquier persona, una cadena de bloques privada restringe el acceso solo a los participantes autorizados. Esto significa que los nuevos participantes deben pasar por un proceso de verificación para unirse a la red, y la participación en el proceso de consenso está limitada a ciertas personas.

Las cadenas de bloques privadas se utilizan normalmente dentro de la red interna de una empresa. Están diseñados para las necesidades específicas de la organización y se basan en la confianza entre los empleados o socios dentro de esa organización. A diferencia de las cadenas de bloques públicas que están descentralizadas, una cadena de bloques privada está centralizada porque está controlada por una sola entidad o un grupo cerrado.

La cadena de bloques privada ayuda a las organizaciones a mantener su información solo para las partes autorizadas. Las cadenas de bloques privadas son ideales para establecer un ecosistema cerrado de transacciones de empresa a empresa (B2B) entre un grupo selecto de entidades que operan dentro de la misma industria vertical. En términos prácticos, solo los participantes autorizados dentro de la red tienen permisos para acceder a tipos de datos específicos y realizar acciones designadas. Este enfoque garantiza la eficiencia y la seguridad al implementar operaciones comerciales sensibles que involucran información corporativa confidencial.

Sin embargo, a pesar de que el sistema general está centralizado, ciertos componentes dentro de una cadena de bloques privada aún pueden estar descentralizados o distribuidos en su estructura. Las plataformas privadas de blockchain a menudo tienen regulaciones y reglas adicionales que rigen el comportamiento de los nodos para garantizar un flujo de trabajo y una seguridad adecuados.

Las principales ventajas de las cadenas de bloques privadas son su alta eficiencia, mayor privacidad y discreción. Brindan una solución tecnológica poderosa y segura para empresas que requieren herramientas sofisticadas para respaldar sus procesos y optimizar sus flujos de trabajo.

Fuente: Traducido y adaptado desde https://medium.com/qanplatform